lunes, 20 de marzo de 2017

Mejor revascularización tras ictus con dispositivos de última generación - DiarioMedico.com

Mejor revascularización tras ictus con dispositivos de última generación - DiarioMedico.com



NAVEGACIÓN ENDOVASCULAR

Mejor revascularización tras ictus con dispositivos de última generación

La revascularización cerebral tras ictus es mejor con uso de microcatéteres y dispositivos de última generación para navegación endovascular, según concluye un estudio español publicado en Lancet Neurology.
Redacción   |  20/03/2017 12:24
 
 

Resonancia cerebral de un paciente con ictus.
Resonancia cerebral de un paciente con ictus. (DM)
Un estudio realizado en seis hospitales de Cataluña, cuyos últimos resultado se publican en Lancet Neurology, señala que la desosbtrucción de arterias cerebrales y posterior revascularización tras ictus mejora con el uso de nuevos dispositivos introducidos con microcatéteres.
El trabajo, denominado Revascat, se ha realizado en los hospitales Germans Trias i Pujol, Valle de Hebrón, Clínico, Bellvitge, San Pablo y Doctor Trueta. En el ensayo han participado más de 200 pacientes entre 2012 y 2014, y muestra resultados positivos tanto clínicos como de coste-eficacia.
Los pacientes tratados con estos nuevos dispositivos, utilizados con microcatéteres, tienen una mejor autonomía personal pasado un año tras el tratamiento después de sufrir ictus complejos. El uso de catéteres de nueva generación, con stent que capturan el trombo para posteriormente extraerlo, es una de las novedades tecnológicas sumadas a la trombectomía mecánica.
En concreto, los investigadores han utilizado la introducción del microcatéter por la arteria femoral hasta alcanzar la zona cerebral más afectada, mejorando la navegación endovascular.
El análisis de los pacientes tras cinco días, tres meses y un año después de comenzar este abordaje ha evidenciado la mejoría clínica, que se traduce en la posibilidad de multiplicar hasta por cuatro la posibilidad de disponer de más autonomía personal en el día a día.
En la investigación también han colaborado la Universidad Politécnica de Cataluña y la Universidad de Pittsburgh, en Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada