lunes, 27 de marzo de 2017

El 'chemsex' se asocia con psicopatología, VIH y ETS - DiarioMedico.com

El 'chemsex' se asocia con psicopatología, VIH y ETS - DiarioMedico.com



PRÁCTICA DE RIESGO

El 'chemsex' se asocia con psicopatología, VIH y ETS

El consumo de drogas desinhibidoras y las prácticas sexuales de riesgo habituales en el chemsex han propiciado un aumento de adicciones y diagnósticos de ETS.
Isabel Gallardo Ponce. Madrid | igallardo@diariomedico.com   |  27/03/2017 00:00
 
 

Helen Dolengevich
La práctica del chemsex se refiere al uso intencionado de drogas psicoactivas para mantener relaciones sexuales entre hombres homosexuales. Habitualmente se utilizan nuevas drogas desinhibidoras -mefedrona, GHD, ketamina y, en España, cocaína-, "que permiten una deshinibición sexual importante y favorece su duración, lo que supone la realización de conductas de riesgo", ha explicado a DM Helen Dolengevich, responsable del programa de Patología Dual del Hospital Universitario del Henares, en Madrid.
El chemsex se relaciona con un aumento de los casos de VIH y de patologías de transmisión sexual. "Las sustancias que se usan en chemsex tienen un potencial adictivo muy importante al provocar una liberación dopaminérgica intensa" y la tendencia a la redosificación es muy alta. Se eleva el riesgo si el uso de drogas se realiza por vía intravenosa.
Investigación
"En salud mental estamos viendo la aparición de adicciones y de trastornos mentales -como brotes psicóticos- debido al consumo de estas drogas, sobre todo por vía intravenosa". La preocupación por esta práctica ha motivado el estudio multicéntrico U-Sex en 22 centros de Madrid, coordinado por Dolengevich, Pablo Ryan, del Servicio de Infecciosas del Hospital Infanta Leonor, y Alicia González, psicóloga de La Paz. Hasta ahora los investigadores han recopilado 750 encuestas de las personas que acuden a las clínicas de VIH.
Según Dolengevich, los resultados obtenidos hasta ahora sostienen que el chemsex se relaciona con un aumento de diagnósticos de infecciones de transmisión sexual en población VIH positiva y el diagnóstico de VHC se relaciona con el uso de drogas intravenosas en este contexto". Además, el 36 por ciento de la muestra presentaba antecedentes psiquiátricos (ansiedad, depresión y dependencia a sustancias), pero muy pocos reciben tratamiento. "Por eso hay que trabajar en red con la Red de Adicciones, la Red de Salud Mental, la Red de Infecciosas y con las organizaciones de LGTB porque muchos jóvenes no van a las consultas".
Además, González y Dolengevich están realizando desde la ONG Apoyo Positivo un programa de intervención en estas conductas.

La nueva tecnología 3D trata deformidades faciales 'a medida' - DiarioMedico.com

La nueva tecnología 3D trata deformidades faciales 'a medida' - DiarioMedico.com



SUSTITUCIÓN DE PIEZAS

La nueva tecnología 3D trata deformidades faciales 'a medida'

En la clínica, la cirugía ortognática es la más frecuente y rutinaria. En procesos oncológicos, los beneficios son muy significativos.
Raquel Serrano. Madrid | raquelserrano@unidadeditorial.es   |  27/03/2017 00:00
 
 

1 de 6
Flecha Ver Siguiente
Julio Acero
Julio Acero, jefe de Cirugía Maxilofacial de los hospitales Ramón y Cajal y Puerta de Hierro, de Madrid. (José Luis Pindado)
  • Julio Acero
  • deformidades faciales
  • Tecnologías 3D
  • zonas de intervención
  • Injertos óseos
  • Cirugías maxilofaciales
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente
El abordaje de las deformidades faciales es un aspecto de la Cirugía Maxilofacial que se desarrolla cada vez con mayor intensidad y alude a cualquier alteración de la morfología que se aprecia, de forma objetiva o subjetiva. Así, alteraciones congénitas como labio leporino, fisura palatina, craneosinostosis o cualquier tipo de polimarformación se consideran deformidades faciales. Pero también se engloban las adquiridas con el tiempo o las derivadas de secuelas de accidentes graves o de procesos oncológicos. Las que se deben a un patrón del crecimiento o del desarrollo, como desviaciones de mandíbula o prognatismos y crecimiento anormal de maxilares, son relativamente frecuentes y suelen tener un componente genético. Además de por su frecuencia, estas alteraciones recobran importancia porque para su abordaje se han producido notables avances tecnológicos que dotan a las intervenciones de mayor precisión y, por tanto, de eficacia y seguridad.
  • Aunque sería un error pensar que las nuevas tecnologías van a sustituir al cirujano, es evidente que son una herramienta que facilita y perfecciona las intervenciones
Cirugía virtual 
Uno de los ejemplos más claros es la aplicación de las tecnologías 3D que, en pocos años, ha pasado de ser un proceso experimental a una rutina clínica en los servicios más avanzados y que permite realizar "la planificación de los procesos patológicos en 3D, sobre todo en las deformidades en las que predomina el componente óseo, ya que el apartado referido a partes blandas no está aún bien resuelto", indica a DM Julio Acero, jefe de Cirugía Maxilofacial de los hospitales Ramón y Cajal y Puerta de Hierro, de Madrid, que ha dirigido un Simposio Anual Internacional de Cirugía Maxilofacial, celebrado en el Ramón y Cajal.
En la práctica clínica, los abordajes más frecuentes son los procesos de cirugía ortognática, ámbito en el que se ha centrado el encuentro en esta ocasión. En estos pacientes, y de forma rutinaria, se lleva a cabo un análisis clínico que, a juicio de Acero, sigue siendo la parte esencial del proceso. "El error sería pensar que las nuevas tecnologías van a sustituir al cirujano. Son herramientas que facilitan la intervención, pero el cirujano es el que tiene que suministrar y analizar los datos". Se realiza posteriormente un análisis bidimensional, y finalmente el estudio en 3D para alcanzar un diagnóstico y una planificación que permitan ejecutar la cirugía. "Se seccionan los maxilares deformados virtualmente, se cambia la posición en el espacio y el cirujano define su posición ideal", señala el también presidente de la Sociedad Mundial de Cirugía Maxilofacial.
  • Nuevas líneas de investigación abordan también aspectos de regeneración mediante la implantación de 'andamios' provistos de células madre progenitoras de hueso
Placas personalizadas
La transferencia al quirófano se produce después de definir los datos que ha ofrecido la tecnología virtual. La navegación quirúrgica, pero de forma más rutinaria las guías quirúrgicas ó férulas virtuales fabricadas en 3D, definen la intervención real. Sin embargo, ya se está produciendo la irrupción de un sistema más exacto -todavía en investigación-, a través del que, sobre la cirugía ideal que se ha marcado en el ordenador, "se diseñan placas finales personalizadas que se imprimen en 3D y sirven de guía de corte y posición del maxilar". No obstante, el equipo del cirujano está llevando a cabo varias investigaciones para validar la efectividad del nuevo sistema frente a las guías clásicas. "Se trata de realizar diseños ‘a medida' de las deformidades que presenta un paciente".
De hecho, este nuevo desarrollo constituye un sólido apoyo, prácticamente de rutina clínica, en procesos oncológicos, precisamente por la gran destrucción ósea que pueden presentar.
En deformidades, por ejemplo, se están desarrollando prótesis de pómulo. En reconstrucción, craneal y de órbita, ya existen materiales que permiten reemplazar el hueso porque estas zonas están aisladas, no contaminan. Sin embargo, para recontruir mandíbula y maxilares no existe todavía una prótesis que permita realizar el reemplazo. Las nuevas técnicas ayudan a eliminar un tejido de forma virtual y a reemplazarlo con hueso virtual. Sobre ello, se superpone el hueso del peroné, por ejemplo, y se fabrican guías para este hueso.
'Andamios' biológicos 
"En maxilar y mandíbula se ha avanzado mucho, pero se sigue empleando hueso del propio paciente con una placa de sujeción". No obstante, en este sentido el cirujano maxilofacial ha adelantado a Diario Médico que existen varias líneas de investigación centradas en lo que se conoce como andamios biológicos dentro de los cuales se introducirían células madre progenitoras óseas capaces de regenerar el hueso afectado. Se estudia también en biomateriales sustitutos de hueso, pero hasta la fecha no se ha encontrado ninguno que sea mejor que el propio hueso".

El futuro de la patología dual se basa en la medicina de precisión - DiarioMedico.com

El futuro de la patología dual se basa en la medicina de precisión - DiarioMedico.com



ADICCIONES

El futuro de la patología dual se basa en la medicina de precisión

La práctica clínica debe ayudar a individualizar el abordaje de la adicción y el trastorno mental. Estudiar el efecto terapéutico de las drogas permitirá un mejor abordaje en psiquiatría.
Isabel Gallardo Ponce. Madrid | igallardo@diariomedico.com   |  27/03/2017 00:00
 
 

Miguel Casas, Pedro Ruiz, Carlos Roncero y Nestor Szerman
Miguel Casas, presidente de la SEPD; Pedro Ruiz, presidente de la WADD; Carlos Roncero, presidente del comité científico del congreso y vicepresidente de la SEPD, y Nestor Szerman, presidente del congreso. (Mauricio Skrycky)
Poco a poco cada vez queda más atrás la creencia de que la adicción es un problema de voluntad o de malas compañías. "Es otro trastorno mental. No se elige tener un adicción o no tenerla", ha explicado Néstor Szerman, presidente de la Fundación Patología Dual.
Sufrir una adicción y otro trastorno mental son las líneas básicas del concepto de la patología dual, que ha reunido a más de 2.000 expertos en el I Congreso Mundial de la World Association of Dual Disorders (WADD) y en el V Congreso Internacional de la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD), celebrados en Madrid.
Más del 50 por ciento de pacientes con trastorno mental tendrán una conducta adictiva, incluyendo el alcohol y el tabaco -las más comunes en España-, y sin incluir las adicciones sin sustancia. "Son las sustancias consumidas más comunes en pacientes duales. El tabaco es una enfermedad mental sin repercusiones, en principio, sociales o personales", ha añadido Carlos Roncero, director científico del congreso.
Según Miguel Casas, presidente de SEPD, los pacientes psiquiátricos fuman diez veces más que la población general, lo que acorta su vida entre 10 y 15 años, por lo que habría que realizar tratamientos subvencionados. "La nicotina es un fármaco dopaminérgico que en individuos susceptibles tiene efecto ansiolítico y antidepresivo. Aquellas personas que no pueden dejar de fumar con su esfuerzo personal -entre el 20 y el 25 por ciento- lo consiguen con un tratamiento antidepresivo efectivo, porque tenían una depresión enmascarada. Eso es la patología dual".
El estudio Madrid, igual que el Protus, realizado en Barcelona, y otros trabajos en la literatura, apuntan a que siete de cada diez pacientes con adicción tienen otro trastorno mental. "No se puede tratar a un paciente con patología mental sin conocer la patología dual. Por eso, no tiene sentido que haya una red de salud mental y otra de adicciones. Esto lleva al síndrome de la puerta equivocada, lo que aumenta la mortalidad y la morbilidad". Se trata, según Pedro Ruiz, presidente de la WADD, de matar dos pájaros de un tiro: "Al tratar la patología mental tenemos la obligación de prevenir o indagar para ver si existe también una adición", y lo mismo al revés.
Medicina de precisión
El futuro de la patología dual, paradigma del trastorno mental, se dirige hacia la medicina de precisión. "Las sustancias adictivas no tienen el mismo efecto en las personas y esto no se ha incorporado al conocimiento científico. Por ejemplo, sabemos que las anfetaminas estimulan a una persona sin enfermedad mental pero que en pacientes con TDAH, les tranquiliza", ha dicho Szerman. Por tanto, incorporar esos datos a la práctica clínica, entender por qué el paciente consume y centrar la terapia en la persona y no en la sustancia, supondrá "un impacto cualitativo en el tratamiento".
Efecto terapéutico
Casas ha recalcado que, dada la gran disponibilidad de drogas, hay que "buscar nuevas estrategias para reducir el consumo, mejorar la calidad de vida e investigar el potencial terapéutico de las drogas". De momento ya hay estudios sobre el efecto antidepresivo, antipsicótico, antiansiolítico de los canabidioles, y sobre el beneficio de la psilocibina sobre los trastornos obsesivo compulsivos.
"Creemos que los resultados a medio plazo serán espectaculares. Hay que seguir aplicando los psicofármacos pero tenemos la obligación de plantearnos preguntas teóricas sobre por qué estas sustancias pueden tener efectos positivos".
Aunque las clasificaciones internacionales sólo incluyen como adicción comportamental el juego compulsivo, Casas opina que habría que añadir el sexo, las compras y la gimnasia compulsivas, la anorexia, la bulimia... "Conocemos poco y no tenemos estrategias psicológicas potentes para contrarrestarlas. Las habrá, pero es necesario que las clasificaciones internacionales las acepten para poder investigar sobre ello".
Pinhas Dannon, de la Facultad de Medicina Sackler, de Tel Aviv, ha explicado a DM que es necesario individualizar el abordaje con terapia cognitivo-conductual y abordaje farmacológico en función no sólo del sexo, sino también de si se produce una adicción a sustancias o a comportamientos.

Unas gafas de realidad virtual mejoran la especificidad en el diagnóstico del TDAH - DiarioMedico.com

Unas gafas de realidad virtual mejoran la especificidad en el diagnóstico del TDAH - DiarioMedico.com



COMPLEMENTA LAS PRUEBAS TRADICIONALES

Unas gafas de realidad virtual mejoran la especificidad en el diagnóstico del TDAH

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Oviedo ha analizado la posibilidad de incorporar la realidad virtual para el diagnóstico de TDAH, permitiendo identificar mejor los comportamientos.
Covadonga Díaz. Oviedo.   |  27/03/2017 10:47
 
 

1 de 2
Flecha Ver Siguiente
Celestino Rodriguez
Celestino Rodríguez, profesor de la facultad de Psicología y director de la investigación. (DM)
  • Celestino Rodriguez
  • gafas de realidad virtual para el diagnóstico de TDAH
Un grupo de investigación de la Universidad de Oviedo ha llevado a cabo un estudio para analizar la posibilidad de incorporar herramientas de realidad virtual al diagnóstico del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), comprobando la utilización de unas gafas basadas en dicha estrategia y que aportan más especificidad en el diagnóstico.
Las conclusiones del estudio, que han sido publicadas en la revista Journal of Attention Disorders, están basadas en la utilización de pruebas de ejecución continua, pero en este caso se da un paso más con la utilización de unas gafas de realidad virtual dotadas de sensores de movimiento y auriculares. El trabajo ha sido llevado a cabo con niños y jóvenes de entre 6 y 16 años.
Las pruebas habitualmente utilizadas para el diagnóstico del TDAH consisten en una serie de tareas con los niños en un despacho, bajo condiciones contextuales controladas. "Lo que la realidad virtual nos permite es llevar a cabo estas pruebas con mayor validez ecológica, es decir, en un entorno contextualizado", ha explicado Celestino Rodríguez, profesor de la facultad de Psicología y director de la investigación.
Con esta prueba el individuo objeto de evaluación se sitúa bajo la perspectiva de un estudiante, sentado en un pupitre y mirando hacia la pizarra. Los movimientos de la cabeza son detectados por sensores situados en las gafas, de tal forma que el software actualiza el ángulo de visión, "dando así al sujeto la sensación de encontrarse en un aula real con todos los elementos que pueden provocar una distracción".
A través de estas gafas "podemos ver la reacción de la persona con la que estamos trabajando ante determinados estímulos de una forma contextualizada, simulando estímulos reales como los que el niño recibe en un aula, es decir, una notificación que se escribe en la pizarra, un compañero que tira un papel, la sirena de una ambulancia que pasa por la calle, alguien que llama a la puerta, otro compañero que le dice algo...y son tanto estímulos sonoros como visuales", ha indicado Celestino Rodríguez.
Las variables aportadas por la realidad virtual no difieren de las de los métodos tradicionales en cuanto a las medidas de déficit de atención de atención e impulsividad, "si bien completan esta información, diferenciando estas medidas por modalidad sensorial visual versus auditiva, presencia o ausencia de distractores y tipo de tarea".
Las medidas recogidas son omisiones, que se producen cuando el individuo debe responder a un estímulo diana y no lo hace; comisiones, cuando el sujeto emite una respuesta aunque el estímulo diana no haya sido presentado; promedio del tiempo de respuesta, en relación con la velocidad de procesamiento, y actividad motora, recogiendo los movimientos de la cabeza a través del sensor de las gafas 3D para registrar su frecuencia y relevancia.
En el estudio participaron 117 niños y adolescentes, 89 de ellos con TDAH, de los cuales 28 con presentación predominante inatenta, 27 con presentación predominantemente impulsiva e hiperactiva y 32 con presentación combinada. Otros 28 individuos no presentaban trastorno por déficit de atención e hiperactividad.
"Lo que hemos visto es que esta prueba complementa los test tradicionales de ejecución continua, aportando una mayor especificidad en el diagnóstico, que resulta más fino, al poder evaluar la respuesta tanto a estímulos visuales como auditivos e identificar así mejor los comportamientos".
Otra de las ventajas es que a partir de esta información más específica "se puede orientar de una forma más precisa la intervención", ha señalado Celestino Rodríguez. 

Un 2% de las visitas a Urgencias se deben al dolor de cabeza - DiarioMedico.com

Un 2% de las visitas a Urgencias se deben al dolor de cabeza - DiarioMedico.com



NUEVA GUÍA DE LA SEN

Un 2% de las visitas a Urgencias se deben al dolor de cabeza

Con la finalidad de mejorar la atención de los pacientes con cefalea en los Servicios de Urgencias -motivo del 2 por ciento de estas consultas-, la SEN ha presentado una guía que recoge la información necesaria para diagnosticar y tratar esta patología.
Redacción | dmredaccion@diariomedico.com   |  27/03/2017 12:04
 
 

Guías de la SEN
Guías de la SEN. (DM)
Aproximadamente el 2 por ciento de los pacientes que acuden a los Servicios de Urgencias lo hacen por presentar dolor de cabeza y es una situación que supone uno de los principales motivos para solicitar la colaboración del neurólogo o neuropediatra de guardia. "Aunque la cefalea es uno de los síntomas más prevalentes en los Servicios de Urgencias, la gran mayoría de los profesionales que trabajan en dichos servicios poseen una formación limitada en la atención de las cefaleas y, en muchas ocasiones deben tomar decisiones sin el soporte de un especialista en Neurología o Neurología Pediátrica", señala Patricia Pozo Rosich, coordinadora del Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología (SEN).
Con la finalidad de mejorar la atención de los pacientes que acuden a los Servicios de Urgencias y de poder ayudar a realizar un mejor diagnóstico y tratamiento de la cefalea en Urgencias, el Grupo de Estudio de Cefaleas de SEN ha elaborado la Guía práctica diagnóstico terapéutica de la Cefalea del adulto y el niño en Urgencias.
Dividida en apartados según la edad de cada paciente, la guía está dirigida a todos aquellos médicos que trabajan en los Servicios de Urgencias y ofrece la información necesaria para establecer si la cefalea por la que se consulta supone una patología benigna o, por el contrario, existe un proceso neurológico grave, y los pasos a seguir dependiendo de ello.
"Cualquier clínico que se enfrenta a un paciente con cefalea debe determinar, en primer lugar, si se trata de una cefalea primaria (como la migraña) o una cefalea secundaria (sintomática de otro proceso). Para ello debe prestarse especial atención a la edad del paciente, a los antecedentes familiares y personales, al perfil temporal del dolor y a una serie de criterios epidemiológicos, evolutivos y clínicos. Una correcta historia clínica y una adecuada exploración neurológica suelen ser suficientes para el diagnóstico", ha explicado Pozo Rosich, "En aquellos pacientes que presenten una cefalea primaria - la mayoría - debe precisarse si el dolor se ajusta al patrón de alguna de las cefaleas primarias recogidas en la Clasificación Internacional de Cefaleas y en los que presenten una cefalea secundaria es imprescindible identificar su causa".
En muchas cefaleas secundarias puede subyacer un proceso potencialmente grave o amenazante y deben ser evaluadas cuidadosamente, por lo tanto, se debe ingresar a todas aquellas cefaleas secundarias o con sospecha de serlo que supongan una enfermedad potencialmente grave. Por el contrario, la mayor parte de cefaleas primarias son cuadros benignos desde el punto de vista de la medicina de Urgencias y, en general, van a poder ser manejados de forma ambulatoria en la mayoría de casos, sin que el ingreso suela ser preciso.
"Existen ciertas situaciones en las que, si se identifica algún síntoma de alarma, es aconsejable el ingreso de pacientes con cefaleas, por eso su conocimiento es especialmente relevante en Urgencias", ha comentado Pozo Rosich. Los síntomas de alarma se pueden agrupar en cuatro grandes grupos: según el patrón de la cefalea (empeoramiento progresivo, falta de respuesta a los tratamientos, cefaleas por esfuerzos físicos, dolor agravado por cambios posturales...), la edad de aparición (especialmente importante en pacientes mayores de 50 años), la forma de inicio de dolor (el patrón temporal denominado como cefalea trueno debe ser considerado un importante síntoma de alarma) y las características del dolor (cuanto menos específico sea el dolor, mayor precaución ha de tenerse a la hora de descartar una cefalea secundaria).
Niños y mujeres embarazadas
La guía también recoge indicaciones para dos grupos especiales de pacientes: las mujeres embarazadas y los niños.
El 93 por ciento de las cefaleas más frecuentes durante el embarazo son las cefaleas primarias, con un claro predominio de la migraña. Se presenta generalmente durante el primer trimestre, disminuyendo el número de crisis a medida que progresa el embarazo en un 70-90 por ciento de los casos, permaneciendo indiferente en un 5-30 por ciento y empeorando en un 4-8 por ciento. También hay que tener en cuenta que si existe historia clínica previa, las características del dolor de cabeza pueden diferir de las previas al embarazo: mayor duración, intensidad o mayor frecuencia de las crisis.
Por otra parte, las causas más frecuentes de cefalea en el niño que acude a Urgencias son las derivadas de infecciones habituales en estas edades, y que se acompañan, además de por dolor de cabeza, de otros síntomas que permiten orientar el diagnóstico (cuadros febriles, viriasis, infecciones, etc.). Aproximadamente un 30 por ciento de los casos consultados en España se asocian a infecciones intercurrentes banales, entre un 25-30 por ciento a cefaleas tensionales (fundamentalmente en la adolescencia), un 20 por ciento a migrañas y un porcentaje mínimo (inferior al 5 por ciento) a patologías potencialmente graves, como infecciones del sistema nervioso central o tumores cerebrales, y estos casos casi siempre se acompañan de otros síntomas o de una exploración neurológica alterada.
Aunque, en general, si se hace una correcta historia clínica y una adecuada exploración neurológica no se necesita realizar ninguna prueba complementaria -su utilización vendrá condicionada en la mayoría de las ocasiones por la presencia de signos de alarma-, la guía también incluye indicaciones sobre cuándo realizar exploraciones complementarias, así como recomendaciones terapéuticas para los distintos tipos de cefalea y de pacientes.

Los test para predecir un parto pretérmino son poco precisos en primíparas - DiarioMedico.com

Los test para predecir un parto pretérmino son poco precisos en primíparas - DiarioMedico.com







ESTUDIO EN ‘JAMA’

Los test para predecir un parto pretérmino son poco precisos en primíparas

El uso combinado del análisis de niveles de fibronectina fetal y la medición por vía transvaginal de la longitud cervical detecta un porcentaje muy bajo de casos.
Redacción. Madrid   |  14/03/2017 16:00
 
 

Dos métodos para la evaluación del riesgo de parto prematuro espontáneo -los niveles de fibronectina fetal y la medición por vía transvaginal de la longitud cervical- tiene un valor predictivo bajo en primíparas, según un estudio que se publica en el último número de JAMA.
Los sistemas disponibles para identificar a las mujeres con más riesgo de parto prematuro se basan, fundamentalmente, en su historia previa, pero la evaluación del riesgo en mujeres que se encuentran en su primer embarazo resulta más complicada. Se ha estudiado el empleo combinado de la medida de la longitud cervical y los niveles de la proteína fibronectina, sin que se haya podido demostrar su eficacia.
Un equipo encabezado por M. Sean Esplin, de Intermountain Healthcare, en Salt Lake City (Estados Unidos), ha investigado el valor predictivo de estos dos test en 9.410 primíparas. El 5 por ciento de ellas (474) tuvieron un parto pretérmino, el 3,6 por ciento (335), inducido y el 91 por ciento (8.601), a término.
El punto de corte empleado con mayor frecuencia en la medición de la longitud cervical por vía transvaginal (25 mm o menos) identifico solo el 23 por ciento de los nacimientos espontáneos antes de las 37 semanas. Añadir el análisis de los niveles de fibronectina fetal no incrementaba el valor predictivo de este test.
De hecho, la presencia de niveles de fibronectina de 50 ng/mL o más entre la semana 16 y la 22 de gestación identificó únicamente al 7,3 por ciento de aquellas mujeres que finalmente tuvieron un parto pretérmino, porcentaje que ascendía al 8,1 por ciento cuando el análisis se efectuaba entre la semana 22 y la 30.
"Estos hallazgos no avalan el empleo sistemático de los test en estas mujeres", concluyen los autores.