miércoles, 23 de mayo de 2018

Be Antibiotics Aware: Smart Use, Best Care



Be Antibiotics Aware: Smart Use, Best Care | Public Health Grand Rounds | CDC

Olas de calor: punto crítico en el nexo de fármacos e hidratación - DiarioMedico.com

Olas de calor: punto crítico en el nexo de fármacos e hidratación - DiarioMedico.com





CONGRESO INTERNACIONAL DE HIDRATACIÓN

Olas de calor: punto crítico en el nexo de fármacos e hidratación

Conviene prestar especial atención a los medicamentos que pueden inducir cambios en la función renal, dar lugar a una hipertermia, antianginosos y antihipertensivos, entre otros.
Marcelo Curto. Bilbao   |  22/05/2018 14:00
 
 
Gregorio Varela
Gregorio Varela Moreiras, catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad San Pablo CEU, de Madrid. (Marcelo Curto)
La conferencia plenaria del III Congreso Internacional Hidratación 2018, celebrado en Bilbao, tuvo a la relación entre los fármacos y la hidratación como tema protagonista. Gregorio Varela-Moreiras, catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad San Pablo CEU, de Madrid, fue el encargado de impartirla.
Según señaló, las olas de calor en Europa de 2003 y 2005, en las que fallecieron decenas de personas, "fueron una señal de alerta en el ámbito de la hidratación". Así, se hicieron algunos estudios retrospectivos en los que se trataba de ver "por qué se habían registrado unos efectos más adversos por el consumo de algunos fármacos en algunos de los pacientes que habían fallecido por la ola de calor y que habían mostrado una deshidratación mayor que en los pacientes que no habían estado tomando esos fármacos".
Varela Moreiras aclaró que, tras los análisis, "el mensaje general no se dirige a culpar al propio consumo de fármacos, ni asociarlo, en casos de calor extremo, a una mayor mortalidad. Pero sí es cierto que las recomendaciones de la propia Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) y de otras entidades análogas en otros países señalan que en estas circunstancias hay que monitorizar a los pacientes pediátricos y a otros grupos, pero en especial a las personas mayores, e identificar los fármacos que pueden provocar alteraciones en la hidratación y en el equilibrio electrolítico".
  • Xerostomía, patologías de la piel y quimioterapia son situaciones que pueden poner en riesgo el estado de hidratación por el aporte farmacológico
También incidió en la conveniencia de vigilar con especial atención, en olas de calor, "los fármacos que pueden estar induciendo cambios en la función renal, los que pueden entorpecer la adaptación a una situación de estrés térmico por calor y dar lugar a una hipertermia, y los que puedan estar causando deshidratación, como pueden ser los antianginosos y los antihipertensivos".

Monitorización

A partir de esas olas de calor se establecieron unas recomendaciones para los profesionales sanitarios "para que vigilen y monitoricen el consumo de los fármacos anteriormente señalados y el estado de hidratación de los pacientes pertenecientes a grupos especialmente vulnerables, bien a través de la cuantificación de la ingesta de líquidos o a través de las escalas de color de la orina u otros análisis".
Cuando se habla de fármacos e hidratación se hace en un doble sentido. "Primero, cómo los fármacos pueden alterar el estado de hidratación y, por tanto, causar deshidratación, que es lo que más nos preocupa. Y, además de lo anterior, cómo un estado de deshidratación puede, a su vez, alterar la farmacocinética del medicamento. Esto puede suponer un círculo del que es difícil salir, ya que, en estados de deshidratación, los fármacos pueden tener menos eficacia, algo que también se puede asociar a un estado previo de malnutrición en el paciente, con lo que la situación puede ser, incluso, peor".
Dentro de los grupos de población que más se pueden ver afectados por este problema se encuentran las personas mayores. "Son los grandes polimedicados. Entre un 60 y un 70 por ciento de las personas mayores de 70 años consume un mínimo de tres medicamentos diarios, cantidad que puede llegar hasta siete u ocho al día". Además, apuntó el catedrático, "se ha extendido el periodo de posible riesgo de interacción entre el consumo de medicamentos y la deshidratación". Las causas se encuentran en el aumento de la esperanza de vida y en el inicio cada vez más temprano de la medicación en algunas enfermedades crónicas.

Patologías de más riesgo

Existen algunas situaciones y patologías que, por su propio aporte farmacológico, pueden poner en riesgo el estado de hidratación. Por ejemplo, la xerostomía, síntoma que define la sensación subjetiva de sequedad de la boca por mal funcionamiento de las glándulas salivales: "Ésta provoca disfagia. La xerostomía afecta a un 10 por ciento de la población general y en un porcentaje más elevado a las personas mayores. Es un problema que hay que atender porque causa deshidratación".
Otro campo al que conviene prestar atención es la quimioterapia, durante la cual "se puede producir deshidratación por varios motivos. Por una parte, tenemos la mucositis. También se registran alteraciones en el sentido del gusto debido al tratamiento; se reduce el apetito y, por ello, la ingesta de líquidos a través de los alimentos. E, igualmente, se dan náuseas, vómitos y diarreas, que propician la pérdida de líquidos"
Otro ámbito citado por Varela-Moreiras son las enfermedades de la piel. "Una piel normal está compuesta en un 70 por ciento de agua. La capa córnea contiene entre un 10 y un 15 por ciento de agua, siendo la auténtica reguladora de la elasticidad, flexibilidad, permeabilidad... de este órgano. Hay muchas circunstancias y tratamientos, como los oncológicos, que provocan sequedad en la piel".

Del ‘peso seco’ al ‘peso adecuado’ en hemodiálisis

El Congreso Internacional Hidratación acogió una mesa redonda sobre hidratación y salud renal. En ella, Luis Alfonso Mariscal, presidente del Instituto Mexicano de Investigaciones Nefrológicas, destacó que, tras analizar el estado de hidratación de los pacientes en hemodiálisis, "sabemos que es importante conocer la cantidad de líquido que tiene el paciente, pero mucho más relevante es clasificarlo según su estado de hidratación: deshidratados, normohidratados y sobrehidratados". Tal y como dijo, "los nefrólogos sabemos mucho de la sobrehidratación pero poco de la deshidratación.
La mortalidad de los pacientes en hemodiálisis es relativamente alta en los pacientes sobrehidratados, pero también es importante en el paciente deshidratado".
Ante este hecho, la propuesta que realizó Mariscal fue "promover el cambio del concepto del peso seco al concepto de peso adecuado, situación en la que el paciente estaría en un estado de euvolemia y euhidratación que mejoraría sus condiciones de salud y la supervivencia del paciente". Para realizar este cambio, "se requiere disponer de la bioimpedancia, para poder evaluar el estado de hidratación del paciente. Clínicamente, esto es difícil y requiere adaptarse a las nuevas tecnologías, a través de la utilización del citado equipo, para implantarlas en la práctica clínica".
En la mesa también participó Tommaso Bochicchio, profesor de Nefrología de la Universidad La Salle, de Ciudad de México. Según afirmó, existen una serie de condiciones renales que están relacionadas, con mayor o menor grado de evidencia, con la hidratación de los individuos. Así, desde el punto de vista profiláctico, se pueden beneficiar de una correcta hidratación condiciones médicas como "la litiasis renal, la infección de las vías urinarias y la enfermedad renal poliquística".
En esta enfermedad, quizá la forma hereditaria más frecuente de insuficiencia renal, "se ve una relación entre los niveles de hormona antidiurética y el crecimiento de los quistes, constatando que una correcta hidratación en estos pacientes presenta beneficios; además de que en este grupo también se da un aumento del riesgo de presentar litiasis renal y dificultades en algunos casos para concentrar la orina, al miccionar volúmenes muy altos, por lo que también es importante una correcta hidratación para ellos.

Un estudio avala el intervencionismo percutáneo como terapia inicial en enfermedad coronaria estable - DiarioMedico.com

Un estudio avala el intervencionismo percutáneo como terapia inicial en enfermedad coronaria estable - DiarioMedico.com



PUBLICADO EN ‘NEJM’

Un estudio avala el intervencionismo percutáneo como terapia inicial en enfermedad coronaria estable

Los resultados del ensayo FAME 2 revelan una mejora significativa de la medida combinada de mortalidad, infarto de miocardio y necesidad de revascularización urgente a los cinco años.
Redacción   |  22/05/2018 12:45
 
 
Enfermedad coronaria arterial.
Enfermedad coronaria. (DM)
La intervención coronaria percutánea guiada por reserva fraccional de flujo, junto con el tratamiento farmacológico estándar, mejora los resultados de la administración exclusiva de medicación como terapia inicial en pacientes con enfermedad coronaria estable, según un estudio internacional que se acaba de presentar en el Congreso de la Asociación Europea de Intervencionismo Percutáneo Cardiovascular (EuroPCR 2018), que se celebra en París.
Los resultados del ensayo clínico FAME 2, que se han publicado en la edición digital de The New England Journal of Medicine (NEJM), muestran una mejora significativa de las tasas de mortalidad, infarto de miocardio y revascularización urgente a los cinco años en aquellos pacientes sometidos a intervencionismo.
"En la actualidad, la práctica estándar en países como Estados Unidos es prescribir medicación e intentar evitar la intervención coronaria percutánea en los pacientes con enfermedad coronaria estable", ha señalado Bernard De Bruyne, cardiólogo intervencionista en el Centro Cardiovascular Aalst, en Bélgica, y autor principal del estudio.
Con el fin de arrojar algo de luz al eterno debate entre tratamiento médico versus revascularización en estos pacientes, los centros participantes en el FAME 2 escogieron entre más de 1.200 pacientes con estenosis angiográficamente significativas a aquellos que tuviesen al menos una estenosis hemodinámicamente significativa.
Los 888 pacientes seleccionados fueron divididos de forma aleatoria en dos grupos: a 447 se les sometió a intervención coronaria percutánea y se les administró medicación y 441 solo recibieron tratamiento farmacológico.

Criterio de evaluación

El criterio de valuación primario midió de forma combinada mortalidad, infarto de miocardio o revascularización urgente. Trascurridos cinco años, la tasa de este criterio combinado fue inferior en el grupo de intervencionismo que en el de terapia médica, con un 13,9 por ciento frente al 27 por ciento. La mayor diferencia se apreció en la revascularización urgente, que fue necesaria en el 6,3 por ciento de los pacientes del primer grupo, frente al 21,1 por ciento de los de terapia médica en exclusiva. En cambio, no se apreciaron diferencias significativas en las tasas de mortalidad o de infarto de miocardio.
Por otra parte, los investigadores crearon un registro con los pacientes sin estenosis hemodinámicamente significativas, en los que apreciaron resultados favorables a largo plazo con la administración exclusiva de tratamiento médico.

La hipotermia del cuero cabelludo previene la alopecia inducida por quimioterapia - DiarioMedico.com

La hipotermia del cuero cabelludo previene la alopecia inducida por quimioterapia - DiarioMedico.com



PRESENTADO Y DISPONIBLE EN ESPAÑA

La hipotermia del cuero cabelludo previene la alopecia inducida por quimioterapia

Tres cuartas partes de los pacientes oncológicos reciben quimioterapia que, en la mayoría de los casos, produce alopecia transitoria, aunque en algunos puede ser permanente. Un nuevo sistema, basado en la refrigeración del cuero cabelludo y aprobado por la FDA estadounidense, previene la alopecia sin restar eficacia global al tratamiento oncológico y sin riesgo de metástasis localizadas.
Raquel Serrano. Madrid   |  22/05/2018 13:20
 
 
1 de 2
Flecha Ver Siguiente
Alopecia por qumioterapia
De izquierda a derecha, Sergio Vañó, José Luis González Larriba, César Sebastián, Carmen Yélamos y James Taylor, de Paxman Coolers para España. (DM)
  • Alopecia por qumioterapia
  • Máquina alopecia
La alopecia que provoca la administración de quimioterapia para el tratamiento del cáncer, sobre todo algunos grupos farmacológicos, puede hacer que entre un 8 y 10 por ciento de los pacientes se planteen cambiar a otro tratamiento menos agresivo, pero tal vez menos eficaz para su tipo de enfermedad, o incluso abandonar la quimioterapia, lo que pone de manifiesto que la alopecia no es una cuestión puramente estética sino que afecta a la esfera psicológica y social de los enfermos. Diferentes estrategias para eliminar, o al menos minimizar, este efecto secundario, basadas todas en el enfriamiento del cuero cabelludo, no han ofrecido el resultado esperado: prevenir la caída del cabello. Ahora, un nuevo sistema, el Scalp Cooling o enfriamiento del cuero cabelludo, se ha mostrado capaz de prevenir este efecto secundario, sin mermar la eficacia oncológica de la terapia con citostáticos, aspecto que ha sido ratificado por la FDA estadounidense, que aprobó su uso el pasado año ratificando su eficacia y seguridad. 

Desde el primer ciclo de quimioterapia

El Scalp Cooling, sistema desarrollado por Paxman Coolers e implantada en España por la empresa Oncobel, se ayuda en la aplicación de un flujo refrigerante conectado a un dispositivo refrigerador que consigue mantener una temperatura muy baja en el cuero cabelludo durante el tratamiento con quimioterapia. "La hipotermia debe llevarse a cabo desde la primera sesión de quimioterapia; media hora antes de empezar y su duración varía entre los 20 y la hora, dependiendo del fármaco administrado", señala Nuria Sebastiándirectora de Scalp CoolingIberia-Oncobel, que ha participado en Madrid en la presentación de nuevo sistema. La temperatura idónea se sitúa entre los 19 grados, en la epidermis, y los 20 grados en la dermis, refrigeración óptima para producir citoprotección. 

La reducción del flujo de la sangre al cuero cabelludo y la del metabolismo de los folículos capilares disminuyen el efecto de los fármacos en los folículos capilares, aumentando sus posibilidades de sobrevivir a la quimioterapia. "El folículo piloso es muy sensible a la acción de la quimioterapia. Normalmente, después de los ciclos, el paciente recupera el pelo, pero hay otros que no. La hipotermia del cuero cabelludo previene esta alopecia con una efectividad de entre el 40-80 por ciento, dependiendo de los fármacos administrados. Pero, desde luego, este tratamiento aumenta la calidad de vida de los enfermos", indica Sergio Vañódirector de la Unidad de Tricología del Hospital Ramón y Cajal y de la Clínica Grupo Jaén, ambos en Madrid

Eficacias muy elevadas

Las antraciclinas y taxanos, agentes frecuentemente empleados en cáncer de pulmón, próstata y mama, así como los alquilantes son los más relacionados con la alopecia. "La eficacia de la hipotermia del cuero cabelludo se sitúa entre un 40-60 por ciento cuando se administran antraciclinas en cáncer de mama, por ejemplo. En el caso de los taxanos, el 80 por ciento de las mujeres que reciben hipotermia no desarrolla alopecia", señala José Luis González Larriba, jefe de Sección de Oncología Médica del Hospital Clínico de Madrid, y director del Área de Oncología Médica de GenesisCare.
Esta metodología está indicada en todos los tumores sólidos, pero no en leucemias ni linfomas. Tampoco en la edad pediátrica, puesto que en la mayoría de los casos, padecen tumores hematológicos.
  • Los datos han confirmado que no existe riesgo de metástasis en cuero cabelludo. La eficacia global de la terapia oncológica es total

No obstante, en la eficacia también influyen factores como el tipo de pelo -si es frágil o no-, la edad y el estado general del paciente, la técnica de colocación del casco de refirgeración -para lo que es esencial la ayuda de la enfermería oncológica- y el tiempo de infusión de la quimioterapia, indica el oncólogo. 

Sin riesgo de metástasis en cuero cabelludo

Lo que sí ha dejado claro la FDA y los análisis de estudios con esta metodología es que "no repercute en la eficacia global de la quimioterapia. La seguridad, en este sentido, es total. Por ello ha sido aprobado por la FDA", subraya César Sebastiánpresidente de Oncobel. El hecho de que la refrigeración bloquee la entrada de los fármacos en el folículo capilar "no aumenta la incidencia de metástasis en cuero cabelludo ni la siembra de potenciales focos a distancia, según estudios de los últimos siete años". Es más Escarlata Lópezjefe de Servicio de Oncología Radioterápica de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, resalta que los datos de análisis a 20 años realizados en otros países indican que la incidencia de metástasis en cuero cabelludo es menor del 0,025 por ciento de los casos". La oncóloga también ha indicado que, sin embargo, en el caso de "la alopecia causada por radioterapia, el sistema no es preventivo porque la radioterapia la causa por apoptosis, un mecanismo diferente".
Carmen Yélamospsicooncóloga y especialista en Psicología Clínica de GenesisCare, explica que la pérdida del cabello tiene más impacto y se acompaña de connotaciones más negativas en mujeres que en hombres. "Es, después de los problemas en la piel, la segunda causa de preocupación, simboliza gravedad y recuerda la enfermedad. No es una mera alteración estética sino que es una auténtica secuela psicológica y social".


Osimertinib, primer y único tratamiento para pulmón metastásico con mutación EGFR y T790M - DiarioMedico.com

Osimertinib, primer y único tratamiento para pulmón metastásico con mutación EGFR y T790M - DiarioMedico.com



ESENCIAL IDENTIFICAR LA MUTACIÓN QUE OTORGA RESISTENCIA

Osimertinib, primer y único tratamiento para pulmón metastásico con mutación EGFR y T790M

El inhibidor de la tirosincinasa de tercera generación osimertinib se ha convertido en la primera y única terapia para el cáncer de pulmón metastásico EGFR y con mutación T709M de resistencia terapéutica.
Redacción. Madrid   |  22/05/2018 15:12
 
 

Cáncer de pulmón
Luis Paz-Ares, Maria Luz Amador y Mariano Provencio, en la presentación del fármaco para cáncer de pulmón. (DM)
El tratamiento del cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) con mutación positiva del receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR) plantea un importante desafío clínico ya que, pasado un tiempo, la enfermedad vuelve a progresar en gran parte de estos pacientes debido a la mutación T790M, una alteración que se relaciona con la adquisición de resistencia al tratamiento inicial.
Ofrecer a estos pacientes una opción terapéutica específica es una necesidad que cristaliza con la llegada a España de osimertinib, un inhibidor de la tiroscinasa de tercera generación, comercializado como Tagrisso por la farmacéutica AstraZeneca, que ha sido aprobado para pacientes adultos con CPNM localmente avanzado o metastásico con mutación positiva del EGFR del T790M. Se trata además del primer tratamiento autorizado mediante el procedimiento acelerado de la Comisión Europea.

Incidencia del subgrupo

En España, el cáncer de pulmón fue uno de los tumores más diagnosticados durante 2017, con una incidencia de 28.645 nuevos casos pero, como ha explicado Mariano Provenciojefe del Departamento de Oncología Médica del Hospital Puerta de Hierro en Madrid y presidente del Grupo Español de Cáncer de Pulmón, "el cáncer de pulmón es una enfermedad compleja que tiene varios subtipos: en torno al 80-85 por ciento de los pacientes padecen cáncer de pulmón no microcítico", a lo que ha añadido que "dentro de este tipo de cáncer, entre el 10 y el 15 por ciento de los pacientes europeos presenta una mutación positiva del EGFR".
Los pacientes con CPNM metastásico y mutación del EGFR son tratados en primera línea con inhibidores de la tirosincinasa de primera o segunda generación. Tras un promedio de 10,3 meses la enfermedad vuelve a avanzar y en hasta dos de cada tres pacientes esta progresión se relaciona con la mutación T790M del EGFR adquirida tras el tratamiento con estos inhibidores.
Por ello, según el experto, "identificar la mutación T790M del EGFR es esencial para determinar si un paciente es candidato a recibir tratamiento con osimertinib y éste debe realizarse nada más detectada la progresión de la enfermedad, tras el fracaso de una primera línea con los otros inhibidores utilizando un método validado de análisis de tejido tumoral o plasma. Este paso es muy importante porque nos permite determinar el mejor tratamiento y esta es, en definitiva, la base de la medicina de precisión".
Luis Paz-Aresjefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario 12 de Octubre en Madrid y jefe del grupo de Investigación en cáncer de pulmón del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), ha subrayado que "osimertinib es la primera terapia dirigida y personalizada con un biomarcador predictivo para estos pacientes con CPNM avanzado o metastásico. Además, el tratamiento con osimertinib se asocia a un perfil de seguridad y tolerabilidad muy favorable".

Estudio AURA3

La aprobación de osimertinib por la Agencia Española del Medicamento y Productos Humanos (AEMPS) se basa en los datos del estudio fase III AURA3, en el que esta terapia demostró unamejoría estadísticamente significativa en la supervivencia libre de progresión (SLP) de 10,1 meses frente a 4,4 meses con quimioterapia de platino-pemetrexed, según la evaluación del comité de investigadores. La tasa de respuesta objetiva fue del 71 por ciento con osimertinib comparado con el 31 por ciento con quimioterapia. 

Según Paz-Ares, "estos datos fueron consistentes con la evaluación del comité independiente que mostró una supervivencia libre de progresión de 11 meses con osimertinib frente a 4,2 meses con quimioterapia y una tasa de respuesta objetiva del 65 por ciento frente al 34 por ciento con quimioterapia". El oncólogo ha hecho hincapié en el beneficio de osimertinib en pacientes con metástasis cerebral, una complicación común derivada de la progresión de la enfermedad al Sistema Nervioso Central (SNC). "El cáncer de pulmón es el tipo de cáncer que más comúnmente se extiende al SNC. En los pacientes con cáncer de pulmón no microcítico avanzado y con mutación EGFR positiva, el 25 por ciento de los pacientes presentan metástasis cerebral, aumentando a alrededor del 50 por ciento los pacientes durante el tratamiento con terapias dirigidas.
La aprobación de osimertinib es el resultado de una fuerte apuesta por la I+D, según Mariluz Amadordirectora de la Unidad de Negocio de Oncología de AstraZeneca España. "Con la llegada de osimertinib, los pacientes con CPNM disponen de una innovadora terapia que viene a hacer frente a la mutación del EGFR T790M, para la que hasta ahora no existían opciones de tratamiento específicas en España".


Valle de Hebrón analizará el uso de la terapia asistida con perros para el síndrome alcohólico fetal - DiarioMedico.com

Valle de Hebrón analizará el uso de la terapia asistida con perros para el síndrome alcohólico fetal - DiarioMedico.com



EN NIÑOS Y ADOLESCENTES

Valle de Hebrón analizará el uso de la terapia asistida con perros para el síndrome alcohólico fetal

El Hospital Valle de Hebrón pondrá en marcha el primer ensayo clínico mundial para evaluar la eficacia de la terapia asistida con perros en la mejora de la sintomatología de los niño con síndrome alcohólico fetal, que, además de trastornos físicos, presentan alteraciones cognitivas, emocionales y conductuales.
Antoni Mixoy. Barcelona   |  23/05/2018 08:57
 
 

1 de 5
Flecha Ver Siguiente
Programa de Síndrome Alcohólico Fetal de Valle de Hebrón
Programa de Síndrome Alcohólico Fetal de Valle de Hebrón (Valle de Hebrón)
  • Programa de Síndrome Alcohólico Fetal de Valle de Hebrón
  • Programa de Síndrome Alcohólico Fetal de Valle de Hebrón
  • Programa de Síndrome Alcohólico Fetal de Valle de Hebrón
  • Programa de Síndrome Alcohólico Fetal de Valle de Hebrón
  • Especialistas del Valle de Hebrón
La terapia asistida con animales va ganando terreno en los hospitales como complemento de los tratamientos convencionales que reciben los niños para determinadas patologías. Ahora, el Hospital Universitario Valle de Hebrón de Barcelona ha puesto en marcha un proyecto pionero de terapia asistida con perros (TAP) en el síndrome alcohólico fetal (SAF), un cuadro clínico ocasionado por el consumo de alcohol durante la gestación y caracterizado por daños físicos, cognitivos y conductuales en el niño y el adolescente.
El proyecto piloto, con una duración prevista de un año, tiene como objetivo valorar "la posible mejora de la sintomatología de estos niños, en especial de las habilidades sociales y de la esfera emocional, afectadas por el impacto del alcohol en su desarrollo cerebral", ha remarcado Josep Antoni Ramos-Quiroga, jefe de servicio de Psiquiatría del centro. Asimismo, ha anunciado la puesta en marcha del primer ensayo clínico controlado a escala mundial para evaluar la eficacia de la terapia asistida con perros en este síndrome, que incluirá inicialmente a 20 pacientes inicialmente y se prevé que se amplíe hasta los 120.
  • El proyecto piloto evaluará durante un año el uso de perros para mejorar la psicomotricidad y reducir la ansiedad e impulsividad

Positiva en otras patologías

Ramos-Quiroga se muestra optimista sobre los futuros resultados, "ya que esta modalidad de terapia se ha probado con éxito en la mejora de algunos de los síntomas de niños con depresión, trastornos de ansiedad, esquizofrenia y autismo". Por su parte, Núria Gómez, psiquiatra y responsable del Programa de síndrome alcohólico fetal en el Valle de Hebrón, destaca que "en ocasiones, la gravedad de este trastorno crónico no se hace explícita hasta la adolescencia o en el adulto joven". No obstante, los daños del alcohol en el cerebro de los niños hacen que la mayoría sean "hiperactivos e impulsivos, con dificultades de control emocional y alteraciones cognitivas, con problemas de cognición social, ya que no entienden bien las normas sociales más básicas, y también suelen tener afectado el pensamiento abstracto, por lo que no comprenden las bromas o los dobles sentidos".
Es por ello que en el proyecto de terapia asistida con perros, además de la psicomotricidad, se trabaja en la reducción de la ansiedad y la impulsividad, el autocontrol emocional y la adquisición de habilidades sociales.
El proyecto es una colaboración con la Fundación Probitas, que lo financia con 20.000 euros, y el Centro de Terapias Asistidas con Canes (CTAC), con 15 años de experiencia en este campo. Francesc Ristol, director del CETAC, señala que en las sesiones de aprendizaje conductual, de 30-40 minutos, "se trabaja siempre con objetivos terapéuticos concretos, aprovechando el vínculo humano-animal y la conexión emocional de los niños con los perros para tenerlos concentrados en la ejecución de los ejercicios estipulados por los psicólogos. Además, siempre contamos con la adherencia terapéutica, que ya es importante, porque los niños acuden para poder estar con los perros".
En una primera fase las sesiones son individuales, con un niño o adolescente (de 6 a 16 años) y dos de los cuatro perros seleccionados; mientras que en una fase posterior las sesiones serán grupales, para, aprovechando la presencia amigable de los perros, estimular la interacción entre los pacientes y trabajar en las habilidades sociales.
  • La segunda fase del proyecto se realizará de forma gurpal para trabajar las habilidades sociales de los pacientes

Prevalencia desconocida

Aunque se desconoce la prevalencia del síndrome alcohólico fetal en nuestro medio, se estima que es superior a la del autismo. Un estudio en marcha liderado por el Instituto Catalán de la Acogida y la Adopción, en el que participan tres hospitales barceloneses -Valle de Hebrón, Clínico y San Juan de Dios-, servirá para cifrar su incidencia en niños adoptados (de Rusia y Ucrania).
En todo caso, Gómez ha subrayado que se trata de un síndrome "infradiagnosticado". "Por un lado, porque en muchas ocasiones no se sabe que la madre haya consumido alcohol, ya que no se dice o se oculta por el estigma asociado. Por otro, porque si no hay alteraciones físicas por exposición grave -como retrasos de crecimiento, microcefalias o anomalías faciales- es más difícil de diagnosticar a partir de la afectación cognitiva y conductual. Y por último, porque, en general, hay bastante desconocimiento de los profesionales sobre este síndrome".
Si los resultados del proyecto piloto son los esperados, el objetivo en Valle de Hebrón es que la terapia asistida con perros se añada como tratamiento complementario -al farmacológico y al psicológico- del síndrome alcohólico fetal, "como un recurso asistencial más, pero también con vistas a extenderlo al tratamiento niños con autismo, en lo que ya trabajamos, con parálisis cerebral o en cuidados paliativos", apunta Ramos-Quiroga.